empieza_el_nacional_de_tierra__69_01

Hola a todos.

El nacimiento de ésta web, algo que se ha producido gracias a la ayuda de mucha gente, pero en especial gracias al esfuerzo, el compromiso, la comprensión y la paciencia de David, ‘Matu’, y Germán, y muy en especial gracias a la comprensión, la solidaridad y el compromiso, y el apoyo permanente, incondicional, fiel y paciente de Almudena, significa para nosotros un hito muy importante y casi definitivo en nuestras vidas, ya que, dadas las circunstancias, estuvimos más cerca de tirar, definitivamente, la toalla, y dejar que nuestra relación con el mundo del motor fuese sólo una parte del pasado, fundamentalmente en cuanto a nuestro compromiso con la información y con nuestra constante actitud de ayuda, en cuanto a ofrecer y dar retorno mediático para todos aquellos deportistas y organizadores que hacen de éste deporte, prácticamente, una forma de vida. Tal y como ha sido nuestra vida durante… ya ni se sabe cuántos años.

No les voy a contar, ni aquí ni ahora, mi trayectoria personal y profesional en el ámbito del motor, básicamente porque quienes me conocen, (que son unos cuantos), ya se la saben de memoria, y porque a mis detractores, (la mayoría de ellos no me conocen de nada, pero sin embargo algunos afirman auténticas barbaridades de mi…, si bien nunca supe porqué…), les podría parecer un ejercicio de soberbia por mi parte, un demérito, (la soberbia), que, con la mierda que llevo tragado, no creo haber tenido jamás en la vida.

Para quienes no me conozcan de nada, o para los que me conozcan poco, debo decirles que, si hay algo me apasiona en cuanto a las personas, es la vida de las que forman parte de mi mundo, el mundo de los ‘perdedores’, (los ‘loser’, con respeto y admiración, como les llaman los americanos…), el mundo de aquellos que, luchando toda la vida, no han sido campeones de nada. Y, sin embargo, siguen luchando. Como seguimos nosotros…

Hay que seguir luchando, si, pero ‘parir’ ésta web ha sido muy doloroso para nosotros, básicamente porque ésta web nace de un fracaso, el del periódico en papel, un medio que, independientemente de la época de crisis en la que nació, evidentemente no supimos hacer bien, por lo que no tuvo el necesario respaldo de los aficionados y de los deportistas a los que iba dirigido. Y hubo que cerrarlo…

Y es que el fracaso del periódico en papel fue mucho más duro de lo que puede ser un fracaso normal, básicamente porque lo pusimos todo en el intento, y teníamos tanta ilusión como certeza de que el sector al que nos dirigíamos nos haría la ‘ola’ por dar la vida haciendo un medio de comunicación que, ingenuamente, nosotros considerábamos imprescindible para el motor del norte de España. Y, cuando esperas, humilde pero sinceramente, que te hagan la ‘ola’, y lo que ocurre es que ‘pasan’ de lo que haces, no lo valoran ni lo apoyan, tu autoestima entonces se pone a la altura de tu fracaso, y la seguridad en lo que haces y en lo que crees, desaparece como arte de magia.

Lo cierto e indiscutible, al menos para quienes lo sufrimos, es que, ni a nivel de compradores, ni mucho menos a nivel de facturación publicitaria, el periódico en papel justificó jamás el esfuerzo que hicimos, ni el esfuerzo profesional, ni el personal, y ni mucho menos el económico, y resultaría tan corto y tan breve contar quienes nos ayudaron que, por vergüenza, vamos a dejarlo pa’prao, como se dice por aquí.

Nos daría vergüenza contar ciertas cosas de los 3 años de vida del periódico, porque muchas de ellas son tan ‘miserables’, que, en sí mismas, resultan una demostración contundente de que, por mucha pasión que tengamos por éste deporte, hay algo que no funciona y que, sobre todo los que ya peinamos canas, (por mucho que nos fastidie), tenemos que empezar a asumir que… todo tiempo pasado fue mejor.

Sin embargo, y a pesar del fracaso del periódico, y de lo mal que están las cosas en el mundo del motor, aquí seguimos, asumiendo las cosas como son, sin echarle la culpa al empedrado, sin buscar excusas, ni contar ‘milongas’. Por eso metimos el periódico en OJD, (que es la Oficina de la Justificación de la Difusión), una entidad en la que, para estar, hay que pagar, y que es la entidad que da los únicos datos fiables y respetables que hay respecto a la difusión de los periódicos y las revistas. O sea que estando en OJD, no se puede mentir respecto a las ventas y no se puede engañar a nadie. Y como nosotros jamás quisimos engañar a nadie, empezando porque no podíamos engañarnos a nosotros mismos, cuando llegó el momento en el que ya no pudimos soportar seguir perdiendo dinero, no tuvimos más alternativa que dejar de editar el periódico.

Para alguien que vive la profesión periodística con tanta pasión como nosotros, tener que cerrar un medio es una tragedia, un sentimiento que, lamentablemente, seguimos viviendo como si fuese en carne propia cada vez que se cierra un medio de comunicación, (aunque no sea de los que leamos nosotros), algo que por cierto está a la orden del día en los últimos tiempos, y que no parece que vaya a tener fin en el corto plazo.

Pero después de ‘caer’, incluso mientras estaba claro que estábamos ‘cayendo’, (al menos para la gente de ‘dentro’, que siempre estuvo informada de la situación), hubo quienes nos animaron a levantarnos; la verdad es que nos animaron pocos, muy pocos, si bien he de decir que los primeros que nos han animado han sido los propios colaboradores que hemos tenido en el periódico, y que casi todos ellos siguen con nosotros, gente valiosa donde las haya, que lo han dado todo por ofrecer información del motor, a cambio de nada, y que son, básicamente, junto a alguna gente, muy poca, del ámbito los deportistas y de los aficionados, los que nos han animado a continuar en la lucha.

Pero no ha sido fácil tomar la decisión de seguir, fundamentalmente porque hemos vivido y sufrido situaciones tan injustas como inmerecidas, tantos ataques despiadados, comentarios vejatorios e insultantes, calumnias y difamaciones, mentiras cochinas, todo ello hecho siempre por cobardes escondidos detrás de un ‘nick’, y que nunca supimos a cuento de qué venían, y máxime con el sabor agridulce de que, ante algunos ataques, quienes tendrían que salir a defenderte, daban la callada por respuesta, como si con ellos no fuera la cosa.

Claro… cómo vas a pedir que la gente que tiene que dar la cara la dé, (gente a la que has ayudado sin pedirle nada a cambio, la que te conoce y sabe que lo que se dice no es verdad, la que te conoce y sabe que lo que están ‘difundiendo’ es una patraña…), si en los tiempos que corren le pegan a una viejecita en la calle y nadie se mete… porque eso no va con él…

Pero bueno… he de decir, siendo sincero que, después de haber despertado tanta animadversión en algunas ¿personas?, una de las mayores motivaciones que tengo al abordar éste nuevo proyecto es que… ¡¡¡sigo vivo!!!, y sólo por saber lo que éste simple hecho fastidia a algunos, y a alguna, salen fuerzas de donde no hay para seguir en la brecha.

Y no sólo sigo vivo, sino que sigo siendo el mismo, enriquecido por la experiencia de los años, manteniendo las constantes vitales de mi trayectoria, tanto personal como profesional, constantes que me han encaminado, desde que tengo uso de razón, a luchar contra las injusticias y contra los poderosos que avasallan a los más vulnerables, y que se aprovechan de ellos y, fundamentalmente, a luchar contra la mentira y contra los miserables.

En la línea editorial que podéis encontrar al pie de la portada de ésta web explico, en líneas generales, alguna de éstas cosas, e incido en que nuestro objetivo es que prevalezca la verdad, para que no triunfen ni las mentiras ni las manipulaciones y que la mala gente que hay en el mundo del motor, (que la hay, y en todos sus apartados), cada día sean menos, y cada día tengan menos posibilidades de ‘engañar’ a los incautos e ingenuos que, con los medios digitales que hay hoy a disposición de cualquier indocumentado, se ‘tragan’ lo primero que les cuentan y, en vez de ‘documentarse’, se quedan con lo primero que leen, y a partir de ahí ‘dictan’ sentencias sin saber, ni de cerca, de qué ni de quién les hablan. De qué ni de quién les mienten.

Les pongo un ejemplo de los últimos días; en un foro se está hablando de lo mal que están las cosas en el automovilismo de Cantabria y, entre algunas opiniones de lo mal que van las cosas, aparece por ahí un ‘iluminado’, lógicamente escondido detrás de un ‘nick’ que, hablando de Marcelo Carbone, que según él defiende a la Federación cántabra, (nada más lejos de la realidad… a pesar de que sí soy amigo de Martín Guemes), dice que Carbone defiende a la Federación cántabra, (repito, que no la defiendo…), porque Carbone es un estómago agradecido. ¡Hay que ser muy imbécil y muy indocumentado para decir que Carbone es un estómago agradecido, y hay que ser muchísimo más imbécil, y estar y ser totalmente indocumentado, para decirlo refiriéndose a la relación de Marcelo Carbone con la Federación cántabra!

Sería muy larga de explicar, y creo que no viene a cuento, mi relación con la Federación cántabra de automovilismo pero, además de venir ésta relación desde muchos años atrás, debo decir que, si he tenido algo que ver con la Federación cántabra en 40 circunstancias y situaciones diferentes, como carreras, presentaciones y entregas de premios, en 41 de esas 40 situaciones, mi relación con la Federación cántabra me ha costado dinero de mi bolsillo. O sea: que represento, perfectamente, lo que se conoce y se entiende como un estómago agradecido.

Lo peor no es el imbécil e indocumentado que publica esto en un foro; lo peor es que algunos, por leer éstas cosas, (que nadie sale a desmentir), se hacen, o tienen una idea de Marcelo Carbone, y de muchos otros a los que les tocó la ‘china’ de tener que soportar éstas bazofias, que nada tienen que ver con la realidad.

Si el imbécil que me calificó como estómago agradecido tuviese la mínima dignidad que se le atribuye a la condición de ser persona, y le preguntase, por ejemplo, a Martín Guemes, si a Marcelo Carbone se le puede calificar como un estómago agradecido y, una vez que sepa la respuesta de Guemes, volviese al foro a pedir perdón, las cosas empezarían a cambiar. Y esto no sólo conmigo. Sólo me pongo cómo ejemplo, pero hay muchos más ejemplos de gente atacada desde el ‘ciberespacio’ por parte de gente que ‘caga sentencias’, sin tener ni puñetera idea, eso si, ‘protegidos’ por el maldito ‘nick’. Así nos va…

Quienes me conocen saben que ya tengo asumido que vivimos en un tiempo en el que los cobardes han sacado licencia de pirata, protegidos por los ‘nicks’, y sólo desde la trinchera miserable que les da el anonimato del ‘nick’ acusan, mienten, tergiversan, calumnian, difaman y un largo etcétera de tropelías que, si tuviesen que dar la cara, como nosotros, y poner el nombre y el apellido, como nosotros, no serían tan ‘valientes’ ni escribirían tantas barbaridades de gente que ni conoce ni saben nada de ellos…

Por suerte, y después de unos años de ‘observación’ de éste deplorable fenómeno social, he llegado a la conclusión de que son siempre los mismos y que, son tan cobardes que, cuando ‘sienten’ el aliento en el cogote, sabiendo que corren el riesgo de perder el anonimato que les hacer ser tan ‘valientes’, cambian de ‘nick’ para intentar ‘despistar’, o ‘alternan’ un ‘nick’ con otro, para ‘difuminar’ el rastro de baba, de mala baba, que dejan.

Entre sus ‘presas’, con la mentira y la falta de respeto por delante, hay de todo: deportistas, organizadores, federativos, aficionados, medios de comunicación y, faltaría más, algunos periodistas. Las campañas que han tenido que aguantar, por poner un ejemplo, algunos deportistas, demuestran que algo huele a podrido en éste deporte. Y ver cómo sigue campando a sus anchas un sujeto de la calaña de Carlos Gracia, el presidente de la Federación española, sin que los de los ‘nicks’ digan sobre él verdades como puños, y que gracias a eso haya un clamor popular para que se vaya, constata que, nos duela mucho, poco o nada… tenemos lo que nos merecemos.

Pues bien: aquí seguimos, y aquí seguiremos, luchando contra los cobardes que insultan y contra los que calumnian escondidos detrás de un ‘nick’, luchando contra los poderosos que, en vez de servir a éste deporte, se sirven de el, y contra los desaprensivos que, cada vez que se van de un tramo de un rallye, por poner un ejemplo, dejan tirada por los prados y por las cunetas casi más basura que la que son ellos mismos.

Si queremos que nos respeten, hay que respetar. Si queremos denunciar, hay que hacerlo con pruebas. Y si queremos ser bienvenidos por los paisanos de los pueblos por los que pasan las pruebas, tenemos que demostrarles que, cuando nos vamos, lo máximo que pueden encontrar de nosotros son las pisadas, las huellas, pero no los restos de una basura que ellos no tienen ni porque sufrir ni porqué recoger, y mucho menos en paisajes que los paisanos mantienen impolutos durante todo el año, y que quedan hechos un vertedero después de la celebración de una prueba.

Por último, si ya nos conoces, ya sabes qué es lo que podemos y queremos ofrecerte, con la particularidad de que muchas cosas que teníamos y que tenemos para contar, en un periódico en papel no cabían, porque siempre hacía falta una página para contar otras cosas, por lo que las ‘batallitas’ las íbamos dejando para mejor ocasión.

Y ésa ocasión ha llegado.

Si no nos conoces damos una oportunidad y síguenos. Y, tanto si nos conoces como si no nos conoces, y tienes algo que aportar, hazlo. La recibiremos encantados.

Muchas gracias y un saludo para todos…

empieza_el_nacional_de_tierra__69_02

6 Comentarios

  1. hola marcelo , mucha suerte socio con la pagina animo y a seguir informando del mundo del motor que mucha falta le hace un gran saludo campeon

  2. Marcelo, mucha suerte sosio, te deseo lo mejor y espero lo mejor de esta web. Pero por favor no hagas lo que hiciste en la cope, que empezaste con un gran programa del motor, y acabó siendo una mierda con la canción de que se mueran los feos y haciendo caso a todos los trolls de internet. Habla del motor como tu sabes con ese talento que tienes y déjate de las polémicas, por favor. Podrías ser el mejor de España si no se te calentase tanto la boca, y esto te lo digo de corazón.
    Un saludo sosio.

  3. Marcelo, muchisima suerte en esta nueva andadura.
    Me alegro muchísimo,y por favor, que NUNCA se calle el cantor.
    Un abrazo, amigo

  4. En algunas cosas ya sabes que no estoi de acuerdo contigo, pero en otras muchas si. Lo unico que se es que eres buena gente, mucha suerte con tu nueva lucha.

  5. Aquí otro nuevo lector. Un afectuoso saludo y el mejor de mis deseos para todos los que habéis puesto a andar esta web. Suerte!!!

  6. Suerte…valientes. Y poco más que añadir. Aquí, un lector más de FdC en esta nueva andadura. Lo pasado, pasado está. Altura de miras y siempre hacia adelante en la vida. Con aciertos y errores. De todo se aprende. Un abrazo y, de nuevo, desearos suerte con el nuevo proyecto recién iniciado.

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here